Resolución de Conflictos

Los conflictos forman parte de las relaciones humanas y por ello hay que admitirlos como parte de la vida cotidiana del ámbito educativo y como un elemento más de la responsabilidad de la comunidad educativa.

La importancia fundamental radica en la “habilidad” que se debe tener para aprovechar el conflicto y transformarlo en una oportunidad, que sirva para mejorar a partir del mismo.

Trabajamos los conflictos en el aula desde el año 2002, a través de talleres de dos horas de duración, de forma dinámica y con casos práctico, donde la resolución implica un trabajo orientado a la obtención de un nuevo equilibrio, más estable que el anterior.

Se enseña a prevenir el conflicto en potencia y lo encaramos de una forma constructiva, teniendo en cuenta la necesidad de un equilibrio entre lo racional y lo emocional.