Conciliación de la vida Laboral y Familiar

Conciliar la vida personal, familiar y laboral es un derecho de la ciudadanía y una condición fundamental para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres.

La conciliación personal, familiar y laboral facilita que cualquier persona trabajadora pueda mantener al mismo tiempo una carrera profesional plena y a la vez ejercer su derecho al cuidado de su familia, el desarrollo de su personalidad, su formación o el disfrute de su ocio y tiempo libre.

  • En Gizarlan trabajamos potencialmente en estos puntos.
  • Calidad en la gestión de los recursos humanos.
  • Adoptar de medidas que garanticen la conciliación de la vida laboral con la vida familiar, y también con la vida personal.
  • Medidas para acercar los servicios para el cuidado de personas dependientes.
  • Medidas complementarias que facilitan, además de la conciliación, mejorar la calidad de vida de las personas.