Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

Una persona técnica en trabajo social es experta en la intervención social en la empresa.

Un Técnico de RSE trabajador/a social será experto en la intervención social en la empresa. Trabajará con las múltiples y complejas relaciones entre las personas y sus ambientes. Su misión es facilitar que todas las personas desarrollen plenamente sus potencialidades, enriquezcan sus vidas y prevengan las disfunciones. Por ello, los y las profesionales en trabajo social, se convierten en agentes de cambio en la sociedad y en la vida de las personas, familias y comunidades para las que trabajan.

Las áreas de la RSE en la que tiene competencia la persona profesional en trabajo social, son aquellas que comprenden una posible problemática social dentro y fuera de la empresa,pero con posibilidad de afectarla directa o indirectamente.

El Plan de Igualdad: promueve actuaciones para asegurar la igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres en la empresa.

Las medidas de RSC contemplan todo esto, y las personas profesionales en trabajo social están capacitadas para gestionar las subvenciones, redactar los informes sociales y la historia social de la persona trabajadora. La intervención social en el área interna de la empresa es importante para la mejora de la productividad de ésta, sin embargo, no debemos olvidar otras formas de intervención social que puede realizar la empresa de forma externa RSE como la gestión de las relaciones de la empresa con la comunidad:

Trabajo social comunitario: Comprende técnicas e instrumentos que tienen una fuerte relación con la RSE externa: La relación con las administraciones y el tercer sector que son considerados grupos de interés para la empresa y es beneficioso para ella mantener lazos de cooperación y mutuo conocimiento.

La elaboración y evaluación de proyectos sociales: el proyecto social es una de las formas de intervención más identificables en una comunidad. Desde la empresa se pueden elaborar proyectos específicos (de formación, sensibilización, de intervención…) así como evaluar proyectos de otras entidades que colaboren con la empresa (supervisar proyectos públicos o privados).

El mecenazgo: se debe tener en cuenta la legislación actual de la Ley de Mecenazgo para proyectos de cooperación Empresa-ONG, así como ser parte de la comisión paritaria de la gestión de un proyecto social conjunto y finalmente el voluntariado corporativo: las personas profesionales en trabajo social de empresa históricamente han incluido entre sus competencias la gestión de las personas voluntarias empleadas. Lo que actualmente la responsabilidad social corporativa denomina voluntariado corporativo. Esta forma de intervención social en la empresa conjuga distintos instrumentos propios del trabajo social: el estudio de una comunidad y su problemática, el diagnóstico social, la elaboración del proyecto social, la conducción de grupos etc.