Atención Individual / Familiar y Seguimientos

Desde el trabajo social trabajamos para obtener el mayor bienestar y calidad de vida de las personas usuarias del centro residencial y el proceso de intervención profesional que se realiza lleva implícito abordar a la persona mayor en todos sus aspectos bio-psico-sociales.

La atención individual y familiar se realiza mediante la utilización de herramientas, técnicas y métodos de Trabajo Social, destinado a la adaptación reciproca de las personas trabajadoras y las personas usuarias, para hacer frente a las necesidades que resuelvan los problemas que se van plateando. Estas son:

  • Servicio de Valoración y Diagnostico de la Dependencia y la Discapacidad
  • Colaborar y realizar estudios de investigación de aspectos sociales relativos a las personas beneficiarias, para así poder efectuar la valoración personal, familiar y social que rodee a la persona residente.
  • Realizar los Informes Sociales de la persona residente y actualizarlos cada vez que sea necesario.
  • Controlar que todas las personas residentes cobren la pensión correctamente. Administrar, con la supervisión de la Dirección, las pensiones de los residentes que así lo requieran, que no tengan soporte familiar o que la familia no se haga cargo.
  • Comunicación formal de ingresos a los otros servicios del centro y a las entidades y/o organismos que sea necesario.
  • Elaboración y tramitación de Declaraciones Juradas.
  • Gestionar cambios de pensiones, renovaciones de D.N.I, empadronamientos en el nuevo domicilio, y todas aquellas gestiones necesarias para garantizar sus derechos. Asesorar y orientar a la persona residente y a sus familias en todo aquello que soliciten.
  • Coordinación con otras entidades en todo aquello que represente los intereses de las personas residentes: Ayuntamientos, Bienestar Social, Sanidad, Centros Sóciosanitarios, hospitales, entidades privadas, etc. Entrevistar a la nueva persona residente y a la familia con el fin de preparar el ingreso en la residencia y realizar la valoración inicial al ingreso.
  • Fomentar la integración y participación de las personas residentes en la vida del centro y, a la vez, evitar que se produzca un alejamiento con el entorno y la familia.
  • Controlar que todas las personas residentes participen de los servicios que ofrece el centro: podología, peluquería, etc.
  • Realizar, conjuntamente con el resto del equipo, el Plan de Atención Personalizada interdisciplinario de las personas residentes. Hacer el seguimiento mensual del estado de la persona residente, realizar el seguimiento anual del Plan.
  • Actualizar datos personales y familiares de las personas residentes.
  • Fomentar el mantenimiento de las funciones de la persona residente. Establecer, conjuntamente con el equipo, el Plan de Actividades Individuales y/o grupales para el mantenimiento y promoción de las capacidades funcionales.
  • Realizar el acompañamiento en el proceso de la muerte de las personas residentes y familiares, dando el soporte adecuado en cada caso. En caso de defunción de una persona residente, contactar con los/as familiares e iniciar todos los trámites burocráticos para proceder a su traslado.
  • Promover las relaciones con la familia y con la comunidad. Planificar y organizar conjuntamente con la Dirección, una adecuada distribución de horarios de visitas a las personas residentes, favoreciendo la promoción de actividades conjuntas de las personas residentes con las familias tanto individual como colectivamente, y definir un Programa de Voluntariado como función de soporte a las personas residentes y acción complementaria a la acción familiar.
  • Hacer el seguimiento y, si es el caso, realizar las visitas necesarias a aquellas personas residentes ingresadas en centros hospitalarios, dando soporte a la familia.
  • Formar parte del equipo interdisciplinar o multidisciplinar, representando la atención psico-social de la persona residente y la familia en todos sus aspectos.
  • Recopilar la Documentación de Atención a la persona residente, la historia clínica y los registros de ámbitos diferentes al Trabajo Social, para poder tener toda la información sobre el estado de la persona residente y su evolución, para planificar las diversas actividades y evaluar la atención que se le proporciona.
  • Realización de los protocolos relacionados con sus funciones.
  • Definir, conjuntamente con la Dirección, un sistema de gestión de las sugerencias y de las reclamaciones, y posteriormente realizar las actuaciones necesarias para mejorar la calidad del centro.
  • Para conocer el grado de satisfacción de las personas residentes y sus familias, realizar y posteriormente evaluar el protocolo de atención.
  • Definir conjuntamente con el equipo interdisciplinar, las Normas ético-profesionales para la preservación de la confidencialidad de las personas residentes.
  • Facilitar la asistencia espiritual a las personas residentes que así lo especifiquen.
  • Fomentar la personalización e intimidad de la persona residente en el centro.
  • Realizar la historia social y la ficha social de la persona residente.